Usted está aquí

13.08.2017
Villanueva y Chocho soñaron con medalla pero no resistieron al final

El ecuatoriano Claudio Villanueva resistió hasta el kilómetro 40 en un pequeño grupo de seis hombres que perseguía al líder destacado y luego campeón, el francés Yohann Diniz, pero perdió fuerzas en la parte final y acabó finalmente decimoctavo de los 50 km marcha del Mundial de Londres.

Con un crono de 3h49:27 logró su mejor marca personal, en una carrera en la que su compatriota Andrés Chocho también empezó fuerte la prueba, pero recibió tres rápidas amonestaciones alrededor del km 35, que le dejaron fulminantemente fuera de la prueba cuando estaba en el grupo que luchaba por el podio.

Chocho, de 33 años, no estaba muy conforme con los motivos de las amonestaciones y se veía con fuerzas para lograr algo grande.

"Estoy algo molesto con la decisión de los jueces. No sentí ningún cambio en mi marcha respecto al principio y de la nada empezaron a caer avisos. No estoy para nada conforme, he trabajado mucho para esto. Todavía era temprano para hacer un movimiento en la prueba. Cayó como un shock las amonestaciones, fueron todas seguidas", lamentó Chocho.

"Las sensaciones eran muy buenas y únicamente estaba esperando los kilómetros finales. Me veía con posibilidades de atacar e intentar algo", apuntó.

 

marcha_50_mundial_de_londres_yohann_diniz_ganador_afp_13-08-17.jpg

Claudio Villanueva, de 29 años, sí que pudo acabar la prueba larga de la marcha, pero en los últimos diez kilómetros acusó el esfuerzo del principio, cayendo de las primeras posiciones hasta el 18º lugar.

"En el kilómetro 40, los japoneses tiraron fuerte y no pude soportar el ritmo. Mejoré al menos mi marca personal", se conformó.

"Entrenamos muy fuerte. Sabíamos a lo que veníamos. El último 10 es donde la gente tira fuerte. No pude soportar el ritmo y ahí perdí. Habíamos trabajado fuerte para la medalla, pero muy bien no fue", admitió.

Ecuador se ilusionó por unos momentos con reverdecer los viejos laureles de Jefferson Pérez, el gran marchista de la historia del país, al que debe todas sus medallas en los Mundiales de atletismo, con la plata de Sevilla-1999 y los tres oros consecutivos en París-2003, Helsinki-2005 y Osaka-2007, en todos los casos en los 20 km marcha. El genial marchista de Cuenca también fue oro olímpico en Atlanta-1996 y plata en los Juegos de Pekín-2008.

AFP.

Califique esta información
Total votes: 83