Usted está aquí

14.08.2017
Boda principesca en Malasia

La hija de uno de los sultanes más poderosos de Malasia se casó este lunes con su novio holandés, en una ceremonia tradicional que dio inicio a una jornada de suntuosos festejos en este país del sudeste asiático de mayoría musulmana.

La princesa Tunku Tun Aminah Sultan Ibrahim, de 31 años, hija única del sultán de Johor, y Dennis Muhammad Abdullah, un holandés 28 años, sellaron su unión tras más de tres años de noviazgo.

El holandés, que trabaja en una empresa de desarrollo inmobiliario, se llamaba Dennis Verbaas antes de adoptar un nombre musulmán cuando se convirtió al islam en 2015.

La ceremonia se celebró en uno de los palacios del sultán en Johor Bahru, capital del estado regional de Johor (sud), en presencia de familiares y amigos.

Por la tarde, estaba prevista una fastuosa recepción con la participación de unos 1.200 invitados, que debía ser retransmitida en una pantalla gigante instalada en un parque de la ciudad para que los curiosos pudiesen seguir el acto.

Malasia tiene una tradición real única: el país cambia de rey cada cinco años, según un sistema instaurado tras su independencia de Gran Bretaña en 1957, por el que los sultanes de los nueve estados regionales asumen alternativamente esta función esencialmente honorífica.

El sultán Muhammad V, de 47 años, un monarca relativamente joven del estado de Kelantan (norte), ocupa el trono desde diciembre.

AFP

Califique esta información
Total votes: 74