Usted está aquí

19.06.2017
Informe forense revela más detalles de la muerte de Carrie Fisher

Carrie Fisher tenía Heroína, Metadona, Cocaína y otras drogas en su cuerpo cuando murió, según un informe toxicológico publicado este lunes 19 de junio. El fallecimiento de la actriz  se registró el 27 de diciembre de 2016,  luego de sufrir un ataque cardiaco  a la edad de 60.

"La exposición a la cocaína tuvo lugar aproximadamente en las últimas 72 horas de la muestra que se obtuvo", afirma el informe expedido por el Hospital de Los Ángeles. El reporte también reveló que Carrie tenía una "exposición reciente" a la droga conocida como éxtasis.

 

 

carrie_fischer.jpg

La estrella de la saga de Star Wars atravesó por varios cuadros de adicción a algunas drogas como la cocaína a lo largo de su vida. Además, su familia ha declarado que la actriz vivió en una lucha constante con un trastorno de bipolaridad y depresión.

El forense hace referencia a varios medicamentos que la actriz estuvo tomando sin receta médica. "En el momento de su muerte, estaba tomando oxicodona sin receta médica y una tomografía señala que ella sufría de una artritis degenerativa esquelética y esponilosis".

Sin embargo, el reporte forense no confirma que la actriz haya fallecido directamente por causa de la presencia de drogas en su sistema.

 Fischer siempre fue muy abierta acerca de sus problemas con el consumo y dictaba conferencias sobre cómo sobrellevar la adicción.

 

Califique esta información
Total votes: 94